CARNES DRY AGED

En Maestri Tradizione usamos uno de los mejores métodos para madurar la carne. Se le conoce como “DRY AGED” o “Maduración en seco” cuyo antecedente histórico de este proceso de maduración tiene sus inicios en el Faisandage, termino francés proveniente de la palabra Faisán. Consistía en una técnica culinaria ancestral donde se almacenaban las piezas de las aves cazadas en un lugar fresco, dejando la carne en reposo por un tiempo determinado, con el fin de obtener una carne más suave, tierna, de mejor sabor y aroma.

Después del sacrificio del animal la carne se puede almacenar sin envasar, a bajas temperaturas, desde 15 hasta 180 días, permitiendo la evolución de los procesos enzimáticos y bioquímicos naturales. Al haber ausencia de energía (glucosa) se desarrolla un proceso químico orgánico donde las enzimas (ácido láctico) rompen los tejidos de los músculos, protegiéndose del entorno provocando mayor terneza a la carne, un mejor sabor y una mejor textura.

TRADICIÓN ARTESANAL ITALIANA

En Maestri Tradizione cumplimos con una tradición que tiene miles de años. El famoso político romano Catón el Viejo en su obra De Agricultura (II a. C.) fue uno de los primeros escritores en describir las técnicas y la pasión de los Romanos para la charcutería y en particular los prosciuttos. Nuestras técnicas artesanales no han cambiado mucho desde ese entonces, estamos dedicados a mantener la tradición con el objetivo de exaltar los sabores y la calidad de nuestra “salumería”.

SIN CONSERVANTES

Nos gusta producir alimentos que respeten la salud de nuestras familias, amigos y clientes. Por esta razón hemos tomado la decisión de confiar en la sal y pimienta como conservantes naturales, herencia de la técnica charcutera tradicional. No usamos nitratos u otros tipos de conservantes químicos en todos los casos en que la ley colombiana lo permite. Cuando es inevitable agregar aditivos por cumplir con la ley, como en el caso de nuestros chorizos, nos aseguramos de usar la menor cantidad posible.

PRODUCTO 100% COLOMBIANO

Tanto el clima como la temperatura que se encuentran alrededor de Bogotá son ideales para producir charcutería y carnes curadas de altísima calidad. Trabajamos diariamente para controlar y mejorar constantemente cada eslabón de la cadena productiva, desde el criadero hasta las mesas de nuestros clientes. Invertimos en Colombia y su capital humano. Nuestro único objetivo es producir la mejor charcutería italiana hecha en Colombia, un producto seguro y agradable que nos haga ganar la confianza de quien decide escogernos.