Monte Tondo se encuentra ubicado en las colinas de Soave a pocos kilómetros de Verona en una pendiente con vistas al valle. Tres generaciones han transmitido el precioso arte de la vinificación nacido de un amor por su tierra y sus raíces junto con el conocimiento que sólo con el trabajo duro, la unidad y la determinación para lograr los mejores resultados se pueden obtener. En las colinas, el viticultor Gino Magnabosco, junto con su familia, continúa con esta misma pasión que las tradiciones han transmitido. Están atentos a cualquier nueva mejora en la tecnología de producción de uva para garantizar el vino de la mejor calidad para representar el área en la que se produce. Su área comprende 30 hectáreas y desde 2010 hace parte de una asociación para pequeños viñateros de herencia familiar.